Energía

Energías renovables en los autos

4 julio, 2019

Compartir

La búsqueda de la conservación del medio ambiente y el avance de la tecnología automotriz ha impulsado a los fabricantes a buscar otras energías alternativas para propulsar sus vehículos.

Desde hace varios años que comenzó la búsqueda de estas nuevas fuentes de energías, logrando importantes avances en el mercado y ofreciendo gran variedad de propuestas.

Conoce cuáles son estas alternativas a la gasolina, así como algunos diseños y prototipos de vehículos que podrían funcionar con ellas.

Electricidad
El motor eléctrico fue uno de los primeros motores que se fabricaron en la historia del automóvil, a principios de 1830, pero solo en los últimos años se ha convertido en una fuente alternativa viable y real, ofreciendo una nueva categoría de vehículos.

Estos se destacan por emitir cero emisiones contaminantes a la atmósfera al ser muy silenciosos. Dentro de esta categoría se engloban los 100% eléctricos, los híbridos enchufables y los eléctricos de autonomía extendida. Los primeros se mueven gracias a una batería recargable que alimenta al motor eléctrico, los segundos combinan el motor eléctrico con otro de combustión interna como gasolina o diésel. Y los terceros cuentan con un motor térmico de apoyo para recargar las baterías.

A pesar de que en el resto del mundo hay una amplia gama, en México sólo pueden comprarse algunos, como BMW i3, Jaguar I-PACE, Nissan Leaf, Renault TWIZY, Zacua M2 y M3, Chevrolet Bolt EV y Tesla Model S, X o 3.

Tecnología solar
Una problemática de los coches eléctricos es que tarde o temprano tienen que recargarse e incluso aunque tengas un cargador en casa, se tiene la inseguridad de no saber si podrás cargar el coche llegando a tu destino o en el camino. Por eso, diversas compañías buscan sacar el mejor provecho de la energía solar y desde hace varios años se ha trabajado en vehículos con paneles solares. Algunos fabricantes han aprovechado el techo para colocar paneles, pero normalmente son para funciones secundarias como el aire acondicionado u otros elementos.

Recientemente la empresa tecnológica Lightyear, presentó el One, un prototipo de auto solar de largo recorrido que promete alcanzar los 725 kilómetros y que está previsto para 2021. El vehículo cuenta con cuatro motores eléctricos, uno acoplado a cada rueda, y con una batería que puede recargarse desde una toma de corriente doméstica o una estación de carga rápida, pero esta solo actúa como apoyo para extender la autonomía, ya que los propulsores se alimentan directamente de energía solar. Las placas solares que abarcan una superficie de cinco metros cuadrados ofrecen un 20% más de energía que las tradicionales, incluso en la sombra.

Hidrógeno
Esta fuente de energía es producida a partir del hidrógeno que se almacena en un depósito. Además de este depósito de agua, los vehículos con este sistema necesitan una pila de combustible o una celda de hidrógeno.

Algunas ventajas en comparación con los autos eléctricos convencionales es que el tiempo de recarga es más rápido. Algunas desventajas son que el hidrógeno no se encuentra en estado natural y todavía no hay una red de estaciones de servicio desarrollada. Este tipo de energía alterna también puede aplicarse para otros tipos de vehículos como embarcaciones o maquinaria industrial.

Toyota, Honda, Mazda y Hyundai son algunas de las marcas que han estado trabajando en este tipo de mecánicas, y cuentan con prototipos y modelos para incluir el hidrógeno al mercado.

Etanol
El etanol o bioetanol es un biocombustible que se obtiene de la fermentación de biomasa y materia orgánica, principalmente del maíz y de la caña de azúcar. Este combustible, conocida como E85, tiene características que lo hacen atractivo para usarse en automóviles, principalmente por el menor costo comparado con el litro de gasolina, pero no todos los autos están diseñados para funcionar con esta mezcla compuesta de hasta 85 por ciento de etanol y el 15 por ciento o más de gasolina.
Los vehículos que están diseñados para funcionar con gasolina o E85 son conocidos como Flex o Flex Fuel, el país pionero en la fabricación de estos autos es Brasil.

General Motors cuenta con varios modelos que pueden usar gasolina tradicional o E85. Otros fabricantes que ofrecen este tipo de vehículos son Ford, Chrysler, Toyota, Nissan, Isuzu, Mazda y Mercedes. Generalmente cuentan con distintivos amarillos que anuncian esta capacidad.

Gas natural vehicular
Para esta alternativa se hace una adaptación al motor que le permite funcionar con gas natural vehicular, almacenado en cilindros. Existen dos opciones, una es el gas natural licuado (GLC) que se licúa a 160 grados bajo cero y es ideal para transporte pesado, ferrocarril y marítimo. La segunda es el gas natural comprimido (GNC), que se almacena en depósitos de alta presión a 200bar y es ideal para automóviles, camionetas o vehículos de transporte público.

Colombia y España cuentan con vehículos que llevan este sistema, que es uno de los más económicos y logran un ahorro de entre el 30% frente al diésel y el 50% con respecto a la gasolina. Algunos vehículos que utilizan gas natural son el Fiat Ducato y Dobló, Seat León 5p y familiar GNC y Volkswagen Caddy TGI GNC.

Fuente: clarin.com | unocero.com | motorpasion.com.mx

  • Energías renovables en los autos
  • Energías renovables en los autos
  • Energías renovables en los autos
  • Energías renovables en los autos
Energías renovables en los autos Energías renovables en los autos Energías renovables en los autos Energías renovables en los autos

Comentarios:

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir

Visitas: 164