Cuidado del auto

¿Cómo cambiar los focos del carro?

1 septiembre, 2018

Compartir

Seguramente en alguna ocasión te ha tocado observar carros sin luces o ser tú quien tenga un faro fundido. Por lo general, las personas olvidan verificar el buen estado de las luces, pero es indispensable que estés al pendiente de que funcionen correctamente por tu seguridad.

Las luces exteriores de tu carro son un elemento de seguridad obligatorio y fundamental. Traer algún faro fundido, además de ser peligroso, puede exponerte a multas.

Por eso te compartimos una guía para que conozcas los tipos de luces de tu coche y cómo cambiarlas correctamente.

Tipos

Los autos cuentan con un sistema de alumbrado para que lo utilices en diferentes situaciones o condiciones climatológicas. Conoce cuáles son y cuándo debes utilizarlas.

Luz de cruce o corta

Se utilizan para ver el camino, deben usarse siempre de noche, también cuando hay baja visibilidad durante el día.

Luz de carretera o larga

Principalmente las debes usar en carretera, cuando la vía no cuente con suficiente iluminación o bien, cuando no se alcanza a leer una indicación a 10 metros de distancia o no se alcanza a ver bien el camino.

Antiniebla delanteras

Un refuerzo luminoso muy potente y con luz baja y ancha, para seguir los bordes de la calle.

Antiniebla traseras

Son dos luces rojas muy intensas que debes utilizar en casos de niebla, lluvia, nevadas, polvo o humo.

Luces de posición

Estas luces se encienden al mismo tiempo que las luces de corto alcance y sirven para mostrar la posición y altura del coche.

Marcha atrás

Una o dos luces blancas que se encienden automáticamente al utilizar la reversa. Su función es advertir a los conductores y peatones de que el coche circula hacia atrás. También ilumina la parte trasera del vehículo que te ayudará a realizar mejores maniobras de noche o en estacionamientos subterráneos.

Luces de freno

Permiten avisar a los conductores que van atrás de ti que vas a detenerte y se activa al momento del frenado.

Intermitentes

Son informativas y sirven para advertir a los demás conductores y peatones que vas a efectuar alguna maniobra. Ayuda a poner sobre aviso a los demás de que te estacionarás, bajarás la velocidad porque adelante hay algún problema o que no vas a avanzar y deben esquivarte.

¿Cómo cambiarlos?

Por lo general, se suelen cambiar los focos cuando alguno se funde, pero es importante revisarlos constantemente, ya que con el uso pierden hasta un 30 por ciento de su luminosidad.

Es importante que aunque no estén fundidos, los reemplaces cada dos años o 50 mil kilómetros, de esta forma tendrás la misma calidad de luz para que veas bien y te vean en el camino.

Te recomendamos que aunque uno de los dos falle más que el otro, reemplaces ambos al mismo tiempo, ya que en la mayoría de los casos, su uso es simétrico.

Antes de reemplazarlos, verifica qué tipo de focos utiliza tu vehículo, pueden ser incandescentes, halógeno, xenón o LED. En la mayoría de los casos tendrás que abrir el cofre para tener acceso a los faros o la cajuela para llegar a las luces traseras.

Debido a que las luces delanteras están pegadas al motor, debes esperar al menos 10 minutos a que se enfríen si acabas de usar el coche. Posteriormente:

1-Quita la tapa protectora y desconecta las clavijas de alimentación de corriente eléctrica.

2-Busca los soporte que los mantienen fijos en su lugar y libéralos.

3- Extrae la lámpara haciendo un ligero movimiento hacia la derecha. Revisa los filamentos para comprobar si efectivamente está fundida.

4-Todas las lámparas cuentan con una serie de pestañas que indican la posición en la que se enganchan con el alambre o clip de sujeción, generalmente es por presión o girándolo un poco.

5-Finalmente coloca de nuevo el conector y vuelve a poner la tapa protectora.

Es importante que por nada del mundo toques con los dedos el nuevo foco ya que podría perder la protección que tiene para el calor del motor y fundirse. Tampoco dejes todo el trabajo a los focos, procura mantener siempre las micas de los faros y calaveras limpias y libres de rayones, porque una capa de polvo o que estén opacas reduce su eficiencia hasta en un 20 por ciento.

Contar con el sistema de alumbrado de tu carro en buen funcionamiento te puede salvar la vida, así que si detectas que alguna de las luces está apagada o con baja luminosidad, no lo ignores y cambia los focos inmediatamente.

Fuente: circulaseguro.com

  • ¿Cómo cambiar los focos del carro?
  • ¿Cómo cambiar los focos del carro?
  • ¿Cómo cambiar los focos del carro?
  • ¿Cómo cambiar los focos del carro?
¿Cómo cambiar los focos del carro? ¿Cómo cambiar los focos del carro? ¿Cómo cambiar los focos del carro? ¿Cómo cambiar los focos del carro?

Comentarios:

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir

Visitas: 1120