Cuidado del auto

Revisa los niveles de líquidos de tu auto como un experto

5 julio, 2018

Compartir

Tu automóvil es una gran inversión, por eso es importante revisar los niveles de líquidos con regularidad para evitar averías y mejorar la seguridad en la carretera.

Muchas personas olvidan monitorearlos con frecuencia o no saben cómo realizarlo, pero no tienes que tener experiencia para hacerlo, es algo sencillo y no toma mucho tiempo.

Antes de empezar

Para iniciar debes abrir el cofre. Asegúrate que el auto esté apagado. Ubica la palanca que desengancha el capó dentro del vehículo y tira de ella, por lo general, se encuentra del lado izquierdo del conductor, entre los pedales y el volante. Ve al frente del auto e introduce tu mano en la parte central del cofre para encontrar la otra palanca y jálala para poder levantar el capó. Busca la varilla de soporte a lo largo de la parte frontal o lateral del área del motor y levántala para apoyar el cofre.

Aceite del motor

El nivel de aceite es fundamental para el buen funcionamiento del motor y es necesario leerlo una vez por semana. Casi todos los coches tienen en el tablero un indicador que se enciende cuando el nivel está en el mínimo, pero para mayor efectividad y seguridad te recomendamos revisarlo manualmente. Para hacer una buena revisión debes dejar que el coche se enfríe para que el aceite baje a su nivel normal.

  1. Localiza la varilla de aceite, suele estar en la parte frontal del motor y cuenta con una manija color blanca o amarilla que dice ‘OIL’ o ‘ACEITE’.
  2. Saca la varilla y límpiala con una toalla de papel o trapo para tener una lectura más clara.
  3. Insértala de nuevo y empuja con firmeza hasta el fondo.
  4. Vuelve a retirarla para ver el nivel.

La varilla de medición o bayoneta tiene dos marcas, una de máximo y otra de mínimo (por lo general señaladas con muescas, hoyos o las palabras LOW y HIGH), el nivel correcto debe estar en la parte media, entre las dos marcas. Si en la revisión el nivel está en LOW o se acerca al mínimo, entonces le hace falta aceite y debes rellenarlo con uno adecuado para tu motor hasta que llegue al punto medio.

Si por el contrario, el nivel se encuentra en HIGH o muy cerca del máximo, debes revisar con detalle el aspecto del aceite para descartar que esté contaminado.

• Cuando tiene agua o anticongelante, se ve del color de un café con leche y con una consistencia grumosa. Si no observas esto y el nivel marca en máximo, puedes drenar un poco de aceite hasta colocarlo en el punto medio. Si es posible, te recomendamos cambiarlo, junto con el filtro, por el adecuado para tu vehículo y ajustarlo al nivel correcto.

• Cuando el aceite tiene combustible, se observa con una consistencia muy delgada y con un olor muy marcado a gasolina o diesel. Cuando esto sucede debes cambiarlo de inmediato junto con el filtro, también tienes que encontrar y corregir la causa de la contaminación.

Líquido de transmisión automática

Este fluido también actúa como refrigerante de la transmisión. Revisar el nivel de este líquido puede ser un poco complicado, por lo que lo ideal es que lo realice un especialista. En caso de que requieras hacerlo tu mismo, consulta primero las sugerencias del manual del carro.

Al igual que con el aceite, debes localizar la varilla. En la mayoría de los autos con tracción trasera, se localiza en la parte de atrás del motor. Para los coches con transmisión delantera, usualmente está ubicada en la parte frontal del motor.

  1. Estaciona tu auto en un lugar plano y mantenlo encendido.
  2. Coloca la palanca de velocidades en Parking y activa el freno de mano.
  3. Con tu pie en el pedal de freno, mueve la palanca de velocidades a través de cada uno de los cambios, haciendo una pausa de tres segundos entre cada rango, y vuelve a colorar la palanca en Parking.
  4. Espera cinco minutos y sin apagar el motor, abre el cofre, jala la varilla y límpiala con un trapo.
  5. Insértala de nuevo, empuja hasta el fondo, espera unos segundos y vuelve a sacarla para revisar el nivel.
  6. La lectura es igual que con el aceite, debe estar entre las marcas de máximo y mínimo de la varilla (por lo general señaladas con muescas, hoyos o las palabras LOW y HIGH).

Este líquido es de color rojizo, no necesita cambiarse con tanta frecuencia como el aceite de motor, pero si es necesario hacerlo de vez en cuando según indique el manual del coche. Si el tuyo se ve marrón, negro o quemado, considera reemplazarlo.

Líquido de frenos

Este líquido hidráulico permite transmitir la fuerza de tu pisada en el pedal a los cilindros de frenos. Su nivel no disminuye, si esto sucede se debe a dos razones:

• El desgaste normal de las pastillas de frenos hace que el nivel baje. Si esto ocurre, debes sustituir las pastillas y con eso volverá a subir automáticamente a su nivel adecuado, por lo que no necesitas rellenar el depósito.

• Existe fuga en el circuito. Puedes notarlo si ves manchas en el suelo y debes acudir inmediatamente con un profesional porque el auto puede fallar al frenar.

El depósito de este líquido generalmente es pequeño y de color pálido, usualmente está montado en la esquina del costado del conductor, sobre el cuerpo del auto y tiene también dos marcas que indican el mínimo y el máximo, el nivel adecuado está entre ambas líneas.

  1. Estaciona el auto en una superficie plana y apaga el motor.
  2. Abre el capó y ubica el depósito del líquido de frenos.
  3. Revisa la altura del nivel. En la mayoría de los autos se puede observar con el depósito cerrado y sólo necesitas leer las marcas de la parte exterior.
  4. Si te cuesta trabajo, limpia la suciedad exterior. Si aún así sigues sin ver, empuja suavemente el coche hasta que veas que el líquido se mueve y puedas identificarlo. Si continúas sin poder ver el nivel, abre la tapa del depósito y observa el interior.
  5. Te recomendamos cubrir tu coche antes de abrir el contenedor, también usar gafas protectoras para los ojos y guantes, ya que el líquido de frenos es tóxico y puede dañar la pintura de tu vehículo.

Refrigerante

A diferencia del aceite, el líquido refrigerante no se consume generalmente. Pero, precisamente por esto, si ves que el líquido no está en el nivel recomendado, puede deberse a una fuga y a la larga podrías tener una falla importante.

Al igual que con el aceite, hay un indicador en el tablero que te avisa si el nivel está por debajo de lo normal. Pero si quieres comprobarlo tu mismo, puedes hacerlo de forma sencilla ya que el contenedor se encuentra en el compartimento del motor, es transparente, con un tapón azul o negro y el líquido es de colores llamativos.

¡ATENCIÓN! Nunca abras el tapón del radiador cuando el motor esté caliente, puedes sufrir quemaduras graves.

• Estaciona el coche en una superficie plana, apaga el motor y acciona el freno de mano.

• Con el motor frío, abre el cofre y localiza el depósito.

• Observa el nivel de líquido y rellénalo hasta que se sitúe entre el mínimo y el máximo con el líquido que recomiende el fabricante de tu carro.

Es importante que no mezcles dos tipos de anticongelante distintos porque puede llegar a provocar una falla. Utiliza siempre el que recomiende el fabricante de tu coche y si no lo encuentras, puedes recargarlo con agua destilada.

Líquido de dirección hidráulica

Sirve para que funcione correctamente el sistema de dirección asistida hidráulica, el cual te permite hacer girar tu coche de manera suave y sin esfuerzo. Se recomienda revisarlo por lo menos dos veces al año.

El líquido hidráulico no debe bajar de su nivel, si al revisarlo ves que está debajo del mínimo, acude con el mecánico. Si cuando conduces notas algunos ruidos al girar, la dirección está más dura de lo normal o el volante tiene dificultad para volver a su posición original, es señal de que necesitas recargar este líquido.

• Estaciona el vehículo en un lugar plano y apaga el motor.

• Abre el cofre y ten en cuenta que el motor debe estar frío.

• Localiza el depósito del líquido de dirección, por lo general es un contenedor de plástico y suele estar junto a la bomba de la dirección asistida o más alejado pero conectado a esta y claramente señalado.

• Observa con detenimiento el nivel que marca.

En algunos vehículos se pueden encontrar graduaciones en la varilla de nivel o en el depósito, mientras que en otros es posible que haya líneas de mínimo y máximo para los niveles aceptables. Si tienes que rellenar el contenedor, revisa el manual de tu vehículo para utilizar el recomendado por el fabricante.

Limpiaparabrisas

Seguramente es el líquido que has rellenado más de una vez. Aunque tu vehículo no va a fallar si se queda sin él, es importante para tener una buena visibilidad.

Algunos coches tienen un icono en el tablero que se ilumina para indicarte que está por acabarse; pero si tu coche no tiene, debes hacerlo cuando acciones tu limpiaparabrisas y no salga líquido.

• Abre el cofre con el motor apagado.

• Localiza el depósito, generalmente está cerca del frente del área del motor y tiene una tapa con el símbolo de un parabrisas.

• Ubica la línea de llenado debajo del borde superior de la abertura del contenedor.

• Abre el tapón y rellénalo con el líquido hasta que alcance el nivel máximo.

También puedes usar agua, pero no te lo recomendamos porque contiene calcio y otros minerales que con el tiempo van formando un sarro en los conductos y tapa el sistema.

Cuando rellenes el limpiaparabrisas debes tener en cuenta las condiciones atmosféricas de tu ciudad. Si estas son muy frías, rellena únicamente . partes del depósito, ya que si se congela el líquido tiende a expandirse. También puedes usar un líquido limpiador con un bajo punto de congelación.

Si en alguna ocasión no encuentras líquido limpiaparabrisas, puedes fabricarlo tu mismo. Sólo necesitas combinar dos cuartas partes de agua destilada, una cuarta parte de lavatrastes líquido y una cuarta parte de vinagre o amoniaco, este último ingrediente funciona como elemento anticongelante.

Ahora que conoces cómo hacerlo, podrás revisar y rellenar los principales niveles de tu coche con más facilidad. Recuerda que un buen mantenimiento y conducir de forma correcta son los mejores aliados para evitar fallas.

  • Revisa los niveles de líquidos de tu auto como un experto
  • Revisa los niveles de líquidos de tu auto como un experto
  • Revisa los niveles de líquidos de tu auto como un experto
  • Revisa los niveles de líquidos de tu auto como un experto
Revisa los niveles de líquidos de tu auto como un experto Revisa los niveles de líquidos de tu auto como un experto Revisa los niveles de líquidos de tu auto como un experto Revisa los niveles de líquidos de tu auto como un experto

Comentarios:

2 Comments

  1. Juan castillo dice:

    Mi carro es un malibu 2005
    Como le puedo checar el aceite de la transmisión automática si no tiene barilla para checarlo y porque son así estas transmisiones solo tienen un tapón sin mediciones. Espero y me saquen de esta duda..
    Gracias

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir

Visitas: 1428