Cuidado del auto

Cómo preparar tu auto para estar estacionado durante largo tiempo

1 abril, 2017

Compartir

Tomar un largo viaje, poner en venta el auto o simplemente realizar actividades que ya no demandan su uso, son algunas de las razones para dejar el automóvil sin movimiento durante extensas jornadas de tiempo. Sea cual sea la razón, la probabilidad de que surjan fallas en el motor o desgastes físicos aumentan considerablemente con esta práctica.

Sigue esta serie de recomendaciones para evitar el deterioro de tu auto:

Elige el sitio adecuado para estacionarlo

Antes de estacionarlo, evalúa bien la zona y elementos externos que podrían afectar su estado físico. Es preferible dejarlo en una cochera con sombra y seguridad; de no ser posible, evita estacionarlo en una zona de tránsito excesivo o en lugares exclusivos. Si lo estacionas en un lugar público como un parque, te recomendamos notificar a los vecinos de la zona para prevenir que sea reportado ante las autoridades de tránsito por pensar que se encuentra abandonado.

Verifica el estado de la batería y desconecta el cable negativo

Un auto inactivo puede representar fallas en el acumulador, por ello es recomendable desconectar el cable negativo para evitar que algunos componentes consuman energía. Sin embargo, con esto se desactivan las funciones como reloj, radio, tablero y hasta se puede sufrir la pérdida de información, o de lo contrario, enciende la unidad por un tiempo de 10-15 minutos cada quince días, esto ayudará a conservar su estado de carga. Te recomendamos verificar este tema en un Centro de Servicio LTH.

Revisa la presión de los neumáticos

Es fundamental dejar las llantas con la presión adecuada para evitar que el nivel descienda. Incluso, puedes aliviar el peso del auto con unos soportes de gato hidráulico. Te recomendamos consultar el manual del fabricante, por lo general, tiene información sobre prácticas seguras para elevar el vehículo.

Cuidado interno y externo

El sol, la lluvia y el polvo son factores enemigos de la carrocería e interior del auto. Protégelo de estos cambios climatológicos lavando su interior y exterior; después cúbrelo con una funda protectora. También evita estacionarlo debajo de un árbol, ya que las hojas, semillas o aves podrían dañar la pintura.

Verifica los niveles de lubricantes y gasolina

Antes de dejar el coche, es bueno verificar el nivel de aceite, líquido refrigerante, frenos, transmisión y dirección hidráulica. Así mismo, te recomendamos cambiar los filtros (aire, gasolina, aceite y cabina) para evitar acumulación de hollín o partículas en ellos. Otro punto importante es dejar la gasolina en su nivel máximo y añadir un aditivo de combustible, esto evitará que el vacío y la concentración de oxígeno genere humedad al interior del tanque.

Enciéndelo al menos una vez cada 15 días

Por último, procura encender el auto mínimo cada quince días y manejarlo un poco. Si no estás en la ciudad, pide apoyo a un amigo, familiar e inclusive al mecánico. Tu auto te lo agradecerá.

Sigue estas recomendaciones y no tendrás sorpresas al regresar de tu viaje, como: fallas en el motor, problemas en neumáticos o daños físicos. ¡Cuida tu auto siempre!

  • Cómo preparar tu auto para estar estacionado durante largo tiempo
  • Cómo preparar tu auto para estar estacionado durante largo tiempo
  • Cómo preparar tu auto para estar estacionado durante largo tiempo
  • Cómo preparar tu auto para estar estacionado durante largo tiempo
Cómo preparar tu auto para estar estacionado durante largo tiempo Cómo preparar tu auto para estar estacionado durante largo tiempo Cómo preparar tu auto para estar estacionado durante largo tiempo Cómo preparar tu auto para estar estacionado durante largo tiempo

Comentarios:

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir

Visitas: 2832