Cuidado del auto

Lo que hay debajo del cofre: Cómo y para qué funciona cada lubricante en el motor

12 enero, 2017

Compartir

¿Tienes dudas acerca del funcionamiento de cada lubricante en el auto? LTH explica cada uno y su utilidad en el motor.

Todos los autos requieren de un cuidado para su buen funcionamiento, y la revisión de los lubricantes es un punto importante en esto. La mayoría de los líquidos deben revisarse periódicamente.

Aceite de motor: En el interior del motor hay muchos componentes que están en fricción constante, lo que a la larga produce desgaste. La función de este aceite es generar una película separadora que disminuye esta fricción logrando que las piezas se muevan sin tocarse. Además mantiene limpio y frío todo el sistema.

Los principales tipos de aceites son: Minerales (monogrados y multigrados), Sintéticos y Semisintéticos. De acuerdo al tipo de auto y motor es el aceite que deberás utilizar.

Te recomendamos leer nuestro artículo: “El aceite ideal para el motor de tu auto: ¿Cómo escogerlo?” para elegir el ideal.

Este aceite debe renovarse periódicamente, pues los cambios de temperaturas con el tiempo provocan pérdidas en las propiedades logradas a través de los aditivos. La temperatura del motor es de alrededor de 100 °C, pero cuando no está en funcionamiento, el aceite tiene que soportar temperaturas bajo cero sin solidificarse (dependendiendo de la zona geográfica). Por esto, comprueba el nivel con frecuencia -el motor consume normalmente hasta un litro por cada 3 mil kilómetros, si es sintético, se deja más tiempo en el motor- y para detectar posibles fugas, examina el piso de la cochera o estacionamiento.

Para evaluar la cantidad de aceite, procede a lo siguiente: retira la varilla medidora y observa la marca. Si está muy bajo, rellena con lo necesario o acude al mecánico para una revisión detallada. Es importante utilizar el mismo tipo de aceite del último cambio, cuida la viscosidad y la clasificación de servicio recomendada por el fabricante. No se recomienda utilizar aceites de relleno, porque carecen de aditivos y diluyen el aceite de calidad.

Aceite de transmisión: En transmisión manual, evita el desgaste causado por la extrema presión. En transmisión automática, la función principal es la transferencia de potencia. En ambos casos, se protege contra la corrosión de las piezas que se encuentran en constante fricción en el sistema.

Acude con personal capacitado para verificar los niveles de este aceite, pues en algunos modelos se debe seguir el protocolo indicado en el manual de propietario del vehículo. Es importante utilizar solamente el aceite recomendado por el fabricante, porque la tecnología en transmisiones varía mucho: tradicional, CVT, DSG, Dexron.

Aceite de dirección hidráulica: Muchos vehículos funcionan con un sistema hidráulico de dirección asistida que permite girar el volante sin hacer mucho esfuerzo. Este funciona a través de un bomba que envía el aceite por tubos y mangueras a la caja de dirección. Si presentas dificultad al girar el volante o escuchas un zumbido, es posible que el líquido esté bajo.

El primer paso para verificar el nivel es ubicar el depósito; la dirección hidráulica es impulsada por el motor a través de una banda o correa de servicios conectada a la bomba de la dirección, también al alternador y la bomba de agua. Es una polea grande que viene del cigüeñal y varía su posición en cada modelo. Verifica que el nivel no haya descendido de la cantidad mínima, en algunos motores es posible encontrar graduaciones con una varilla, otros tienen un vástago en el tapón con líneas que indican el nivel máximo y mínimo. Al agregar más aceite, cuida no sobrepasar el límite, ya que esto podría ocasionar que la bomba se force. Asegúrate que un especialista revise la dirección hidráulica por lo menos una vez al año.

Líquido de frenos : Es un fluido con alta resistencia al calor. Su función es transmitir la fuerza con la que se presiona el pedal hasta los cilindros de freno en las ruedas. Por lo tanto, es un elemento que se debe verificar regularmente para evitar la pérdida de frenos durante un traslado.

Para verificar el nivel del líquido, identifica el depósito que se encuentra al lado del conductor y observa la señal. Si este cayó por debajo del mínimo, no lo rellenes o lo cambies, mejor haz una visita al taller. Esta situación puede indicar una fuga en el sistema de frenos, por lo que se debe revisar la razón de la pérdida.

Refrigerante o anticongelante: Como el nombre lo indica, este líquido es el encargado de evitar que el circuito se congele o caliente excesivamente -la resistencia del aceite varía de acuerdo a su concentración de etilen glicol: -18 °C en el listo para usar (33%), -38 °C en el 50/50 (50%) -65 °C en el premium (70%)-.

También evita la corrosión, oxidación, herrumbre e incrustación de sales minerales (del agua de la llave) en los elementos metálicos. Además impide la formación de burbujas que provocan la erosión por cavitación en el motor -este efecto se ve como picaduras en la parte externa de las camisas de los cilindros y en los impulsores de las bombas-. Es importante mantener el nivel del anticongelante en su punto exacto, incluso en verano. Rellena el depósito tú mismo y evita utilizar agua del grifo.

Limpiaparabrisas: Es percibido como el líquido con menos importancia, sin embargo, en viajes largos o en ciertas temporadas es muy necesario para limpiar el parabrisas y tener más visibilidad. Podrías rellenar este nivel con agua, pero te aconsejamos utilizar aditivos especiales que tienen mayor capacidad de limpieza.

Procura mantener una rutina para examinar y confirmar que todos los niveles de líquidos y aceites de tu auto se encuentra en excelente estado. Si percibes anomalías visita al mecánico inmediatamente.

  • Lo que hay debajo del cofre: Cómo y para qué funciona cada lubricante en el motor
  • Lo que hay debajo del cofre: Cómo y para qué funciona cada lubricante en el motor
  • Lo que hay debajo del cofre: Cómo y para qué funciona cada lubricante en el motor
  • Lo que hay debajo del cofre: Cómo y para qué funciona cada lubricante en el motor
Lo que hay debajo del cofre: Cómo y para qué funciona cada lubricante en el motor Lo que hay debajo del cofre: Cómo y para qué funciona cada lubricante en el motor Lo que hay debajo del cofre: Cómo y para qué funciona cada lubricante en el motor Lo que hay debajo del cofre: Cómo y para qué funciona cada lubricante en el motor

Comentarios:

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir

Visitas: 2017