Cultura auto pop

Cultura vial alrededor del mundo, ¿qué podemos aprender?

7 septiembre, 2016

Compartir

Sabemos que tener un auto propio es sinónimo de libertad e independencia, sin embargo, debemos recordar que la vía pública pertenece a todos. Por eso, una cultura vial respetuosa es necesaria para una sana convivencia en nuestra sociedad.

Cultura Vial: más que un concepto

Son todas las prácticas y hábitos que diariamente se realizan en la vía pública. Por ejemplo: abrocharse el cinturón, reducir la velocidad en zonas escolares, o utilizar los puentes peatonales en grandes avenidas.

En cada país se vive una cultura vial propia, porque todas las sociedades son distintas entre sí. Sin embargo, en LTH creemos que aprendiendo de los demás, puedes enriquecerte a ti y a tu entorno, por eso te presentamos 3 datos que debes conocer de la educación vial en el mundo.

  1. Aprender desde pequeños

Desde 2014, en Argentina se capacitan en temas de seguridad vial a los profesores de las instituciones educativas, además se ha incluido la cultura vial respetuosa como un contenido importante en los libros de las escuelas primarias.

También en Suecia la educación vial es prioridad, porque se imparte desde la primaria hasta la universidad. Además, existen Consejos de Seguridad Vial para crear propuestas de mejora en el tráfico local, participan autoridades, familias, maestros y alumnos.

Estas iniciativas apuestan por la juventud para construir un futuro mejor, aquí la educación es la clave.

  1. Sensibilizar a través de la Red

En 2009, la Asociación Española de la Carretera (AEC) creó Wikivia: La enciclopedia de la carretera, con el propósito de difundir todo el conocimiento relacionado al mundo vial.

Este proyecto funciona como una herramienta útil para los ciudadanos, porque ellos mismos pueden editar los artículos, consultarlos para conocer el estado de alguna avenida, y concientizarse acerca de las normativas para los conductores.

A veces la mala cultura vial es producto de la ignorancia, por eso una iniciativa así es perfecta, porque informa y sensibiliza a los ciudadanos.

  1. Concientizar con simpatía

En las capitales de Colombia, Venezuela, Perú y México, un grupo de mimos cargan con pancartas que dicen: “No uses el celular mientras manejes” o “Que el tiempo no te gane; maneja tranquilo y seguro”. Cuando un conductor respeta la norma le aplauden, en caso contrario, le muestran una tarjeta roja.

Este carismático programa de educación vial apuesta por acciones directas con peatones y conductores, pero a través de medidas agradables y divertidas, gracias a eso los ciudadanos se dan cuenta de sus actos en el momento.

Aunque aún nos queda mucho por aprender y mejorar de la cultura vial en nuestro entorno, todos podemos ser parte del cambio con pequeñas acciones: respetar los límites de velocidad, las señales de tránsito, ser cortés al conducir y darle el paso a peatones.

Tomar conciencia y pensar en los demás, siempre será el primer paso.

Comentarios:

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir