Cuidado del auto

3 MITOS DEL MANTENIMIENTO DE TU AUTO

10 febrero, 2016

Compartir

Todo mundo tiene un consejo sobre cuál es la verdadera manera de mantener tu auto en estado óptimo.

Sólo basta con que saques el tema en un comida familiar para que tíos, primos y hasta tu papá te digan cuáles son las medidas indispensables que tienes que tomar para que tu auto esté en perfectas condiciones.

El asunto es que dentro de todos esos consejos bien intencionados, siempre hay mitos del mantenimiento vehicular que se han perpetuado. Verdades a medias o creencias sin fundamento técnico que no tienen validez sobre las acciones que debes tomar para beneficio de tu auto.

Por ello queremos desmitificar en este blog las 3 más constantes mentiras sobre el mantenimiento vehicular. Seguro las escuchaste alguna vez, así que más te vale no hacerlas.

Mito 1: Calentar el coche es vital, sobre todo en invierno

.

Hablemos de esa costumbre de salir cinco minutos más temprano en la madrugada de invierno para calentar el motor de tu coche. Lo cual es válido… si tu auto tiene más de 3 décadas.Es un consejo que ha perdido vigencia porque la tecnología automotriz ha evolucionado. Actualmente, la mejor forma de calentar el motor de un auto moderno es simplemente manejarlo.

Obviamente, lo único válido es no acelerarlo ni dar arrancones de inmediato. Tienes que darle un manejo suave y mantener esas revoluciones por minuto de tu motor controlado durante esas primeras calles.

Mito 2: Cambia de aceite cada 3 mil kilómetros

Ese es el consejo de las compañías que se dedican a vender estos productos, más que una certeza técnica. Los vehículos actuales están diseñados para dar más de 7, 500 kilómetros entre cambio de aceite sin problema.

Cambiar el aceite constantemente no es lo peor que le puedes hacer a tu auto, pero no dejes guiarte por consejos sin fundamentos.

Mito 3: La presión correcta de las llantas me lo dice el neumático

Cada llanta tiene una lectura máxima de psi en su pared, pero ésta no debe ser la guía al momento de ponerle aire a tu neumático. La guía debe ser el manual de tu vehículo, el cual ya tome en cuenta el peso de tu auto y sus especificaciones técnicas para determinar la presión de tus llantas.

Guiarte por lo que te dice el despachador no es la forma correcta. Leer tu manual es lo que siempre debes hacer.

Comentarios:

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Compartir